Home Podcast CHERNÓBIL, 30 AÑOS DESPUÉS

CHERNÓBIL, 30 AÑOS DESPUÉS

por sonia jorge de la cruz

CHERNÓBIL, 30 AÑOS DESPUÉS. El 26 de Abril de 1986 sucedió en la  central nuclear Vladímir Ilich Lenin a 3 km de la ciudad de Prypiat uno de los accidentes nucleares mas grandes de la historia.

CHERNÓBIL, 30 AÑOS DESPUÉS Aquel fatídico día en medio de una simulación del corte de suministro eléctrico, ocurrió la catástrofe que dejaría a los habitantes de la zona expuestos a materiales radiactivos, algo comparable a la explosión de una bomba atómica multiplicada por 500 veces.

En este podcast podrás escuchar audios de las personas afectadas o incluso de alguno de los trabajadores que ayudaron en su evacuación, un programa que no te dejara indiferente y en que podrás saber la verdadera historia de CHERNÓBIL, 30 años después.

Un accidente nuclear que conmociono a la humanidad, y que a día de hoy sigue sorprendiéndonos, las labores de aquellas personas que arriesgaron sus vidas por salvar al resto.

CHERNÓBIL, 30 AÑOS DESPUÉS

En la actualidad mas de cinco millones de personas siguen viviendo en las áreas contaminadas, sobre todo aquellas personas de cierta edad, que se niegan abandonar la tierra que les vio nacer. Un lugar en el que aun queda mas de 200 toneladas de material radioactivo y que se estiman tendrán que pasar mas de 100 años para su completa limpieza. Mas de 25.000 personas perecieron como consecuencia del accidente de CHERNÓBIL y otras 70.000 padecen enfermedades relacionadas con el accidente de la central nuclear. La catastrofe no solo causo muertes debido a la exposición, también su dimensión sicológica provoco un 20% de suicidios entre la población. Muchas de las mujeres embarazadas se vieron obligadas por consejo medico a abortar ya que no se tenia muy claro las consecuencias de aquella radiación para el feto.

Hoy 30 años después  aquel maldito día de Abril sigue vivo en la memoria mundial, en este Podcast podrás revivir desde el minuto uno el accidente y sus posteriores consecuencias.

ME LLAMO SONIA Y SOY APPLELIANA.

 

Post Relacionados

Dejar Comentario