Home Arte Kittiwat es el panadero con obras muy horribles de Tailandia

Kittiwat es el panadero con obras muy horribles de Tailandia

por sonia jorge de la cruz

Kittiwat Unarrom es un artista de 32 años de edad que hornea pan en forma de partes del cuerpo humano. Con sangre su sabor un sabor muy bueno.

Kittiwat estudio en la universidad de bellas artes en donde obtuvo una maestría en pintura artística y esculturas.

Pero no fue hasta que volvió a sus raíces en donde encontró la fama y su verdadera pasión por su trabajo.

Desde 2006, Kittiwat ha utilizado masa como su medio de trabajo. Con sus creaciones comestibles y modelados en forma de partes humanas como cabeza, brazos, pies y piernas. Ha puesto su nombre en alto.

“Mi familia ha estado en el negocio de la panadería y desde que yo tenia 10 anos aprendi a hornear pan”, dice Kittiwat. “Quiero hablar acerca de mis creencias religiosas y la masa puede decirlo todo.

Al hornear el pan en forma de partes del cuerpo humano yo pretendo mostrar a la audiencia el cómo el pan puede ser una forma de arte. Además, el pan sigue siendo pan, no importa cómo se vea “.

Decir que las creaciones de Kittiwat son de apariencia realista sería una subestimación. De hecho, son tan reales que parecen que fueron traídas de un laboratorio forense.

Partes de cuerpos humanos desmembrados y cubiertos de sangre se empaquetan como los alimentos frescos que se encuentra en los supermercados.

Para lograr esta estética auténticamente y horrible. Kittiwat pasó mucho tiempo al estudio de la anatomía y visitando museos forenses y al mismo tiempo trabajó para mejorar el sabor de sus obras de arte.

“La primera serie era comestible, pero no eran deliciosos. Y no quiero que el arte sea simplemente un objeto de arte; Quiero que el público se sienta involucrado.

Traté de mejorar el sabor y hacer las obras de arte más y más sabroso “, dice Kittiwat.

En el 2008, Kittiwat horneo cabezas frescas y cuerpos y se los dio a comer al público en la Dead exhibition.

Las diminutas cabezas olía y sabía fantástico, aunque era una sensación extraña el ver al público morder las partes humanas y mirar en sus ojos esa nueva experiencia, fue inolvidable.

Recientemente, Kittiwat y su amigo exhibieron sus esculturas y pinturas en un espectáculo llamado Art Now en Siam Teatro de Bangkok. Antes de que el edificio se incendiadas durante los recientes disturbios de la ciudad.

“Quiero experimentar y creo que el arte no sólo debe existir en galerías o museos”.

Kittiwat ahora está tomando un descanso de su arte y está trabajando a tiempo completo como panadero en la fábrica de su familia en Ratchaburi. Que se encuentra a una hora al oeste de Bangkok.

 

Kittiwat es el panadero con obras muy horribles de Tailandia.

 

“Cuando mi hermano y hermana fallecieron, tuve que hacerme cargo del negocio de la familia. Al principio pensé que no iba a ponerse a trabajar en lo mío que es el arte.

Sorprendentemente, todos los días cuando horneo. Las ideas siguen llegando a mi, cuando uso la masa siempre pienso que esto es hacer arte.

Mis siguientes obras no estarán relacionados con el cuerpo humano. Lo que quiero hacer en el futuro será algo diferente.

Me llevará un tiempo bastante largo antes de mi próximo espectáculo. Sin embargo, lo lograré realizar como el anterior “dice Kittiwa.

Desafortunadamente por el momento la fábrica solo produce pan ordinario. Kittiwat dice que su arte no es para fines comerciales.

Así que no se molestan en hacer el viaje a Ratchaburi para comprar una cabeza cortada recién horneado para su jefe.

Afortunadamente, apreciadores del arte curiosos pueden ver a Kittiwat y su obra de arte en una galería que se encuentra en la ciudad de Bangkok.

Post Relacionados

Dejar Comentario