Home Dispositivos NO cargues tu móvil con los USB de los lugares públicos

NO cargues tu móvil con los USB de los lugares públicos

por sonia jorge de la cruz

USB  públicos peligrosos.

Con el problema de que la batería de nuestros móviles dura demasiado poco. Y más cuando tenemos días de actividad intensa. Es común que nos quedemos sin batería y peor aún cuando estamos lejos de un cargador.

Últimamente se ha puesto de moda no solo el WiFi gratis en nuestra ciudades y transportes. También se han empezado a abrir multitud de zonas de carga. Sitios con USB donde podemos enchufar nuestro teléfono y cargarlo cuando nos quedamos tirados.

Sin embargo, y al igual que ocurre con las redes WiFi abiertas, no es tan buena idea utilizar estos puntos de recarga por una sencilla razón, pues no sabes qué te espera al otro lado del conector USB.

A simple vista parece una idea genial el poder cargar nuestros móviles mientras vamos en el metro, esperamos a un tren o a un avión, o nos estamos tomando un café. Pero no lo es.

Aunque es buena idea el poner cargadores en los negocio, pues así atraer más clientes y estos lo agradecerán. «Pero nunca puedes asegurar que hay detrás de ese puerto USB«.

Para darte un ejemplo, yo lo comparo como el conectar un pendrive que te has encontrado por la calle e insertarlo en tu ordenador. No sabes lo que te vas a encontrar. Y lo más posible es que termines con malware en tu ordenador.

El problema en este caso es que el USB no sólo sirve para cargar. También sirve para transferir datos o mandar comandos por ADB. Y un atacante muy listo podría aprovechar esta tendencia a su favor.

Imaginate que cualquiera podría colocar una «caja falsa» USB en la calle. Que al conectar nuestros teléfonos con un cable USB convencional, intente extraer todos los datos posibles. Mandar comandos por ADB para ganar el control del dispositivo o incluso explote vulnerabilidades de nuestro móvil.

Algunos dicen que se puede evitar esto usando cables «tontos» (que no permitan el intercambio de datos, sólo carga) y asegurándonos de que nuestro móviles en especial los Android, y ponerlos en modo avión o de sólo carga, pero es mejor prevenir que lamentar.

Si puedes cargarlo en un enchufe con tu propio cargador, mejor.

Pero los USB extraños en la calle no son el único peligro tecnológico que nos encontramos por la calle, existen otros tantos que pueden poner nuestros dispositivos en peligro como las redes WiFi gratis.

Las WiFi gratis pueden ser muy prácticas cuando no tenemos los suficientes datos, pero el hecho de que cualquiera se pueda conectar a ellas abre la puerta a que un atacante se conecte y empiece a atacar a los usuarios, y aunque se puede evitar usando HTTPS y VPN, es recomendable evitar estas redes WiFi, aunque pertenezcan a un restaurante o a una empresa famosa.

Si vas usar un VPN te recomiendo que busques uno confiable aunque tengas que pagar, pues hay algunos como: ‘Hola VPN’ hello, este es uno de los VPNs más populares gracias al ser gratuito, pero a salido muy inseguro y te pone en riesgo.

Estan tambien los llamados Stingrays, que se hacen pasar por antenas de telefonía móvil, nuestros dispositivos se conectan a ellos pensando que son antenas de verdad, y los Stingrays registran todo lo que pueden antes de enviar nuestra señal a la antena de telefonía de verdad.

Estos dispositivos, en teoría, suelen estar reservados al uso exclusivo de las fuerzas de seguridad del estado, no es una carta que el atacante medio vaya a usar para robar datos. Aun así, existen aplicaciones para Android que nos avisan si estamos bajo este ataque, de tal forma que podamos desconectarnos.

Por ejemplo, La policía espía teléfonos mediante dispositivos Stingray. En un reciente juicio se han anulado las pruebas por vulnerar la privacidad del acusado.

 

Fuente de: kaspersky

Post Relacionados

Dejar Comentario