Home Cultura Día de Muertos

Día de Muertos

por sonia jorge de la cruz

El Día de Los Muertos. Como orgullosa mexica quiero compartirles esta hermosa tradición que es parte de nuestra cultura. Bueno no es solo una tradición, es la manera en la que los mexicanos celebramos el reencuentro con nuestros seres que ya no están con nosotros, con altares y ofrendas, de misticismo, de simbología, de raíces prehispánicas, todo esto conforma una herencia cultural que nos otorga identidad.

Esta característica es un estandarte para reconocernos de entre otros, es parte de nuestra identidad.

Antiguamente El Día de Muertos se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto. Y se celebraba durante un mes completo. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la «Dama de la Muerte» (actualmente relacionada con «La Catrina«, personaje de José Guadalupe Posada) y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos.

Día de Lo»La Catrina», personaje de José Guadalupe Posada

 

Nuestras fiesta para los muertos es una forma de rendir culto a los antepasados. Aun cuando para la gente extraña a nuestras costumbres (los extranjeros) sea irrespetuoso y lo pueden ver de una forma insana diciendo ignorantemente que llegamos al límite de la necrofilia.

Pero no hay tradición más mexicana y bonita que los días de muertos.

Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México, data desde la época de los indígenas de Mesoamérica. Tales como los Aztecas, Mayas, Purepechas, Nahuas y Totonacas. Realizando rituales para celebrar las vidas de los ancestros. Estos rituales se vienen realizando por lo menos durante los últimos 3,000 años.

En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.

Cuando los conquistadores españoles llegaron a América en el siglo XV, ellos se aterraron al ver las prácticas paganas de los indígenas. Y en un intento de convertir a los nativos al catolicismo movieron esta tradiccion hacia fechas que hoy conocemos, el 1 y 2 de noviembre. Y así hacerla coincidir con las festividades católicas del Día de todos los Santos y Todas las Almas.

Día de Los Muertos para los Mexicanos.

Día de Los Muertos para los Mexicanos.

 

Esta tradiccion coincide con el crecimiento de la cosecha del maíz, el cereal y la calabaza, que desde la época prehispánica ha constituido nuestra principal fuente de alimento. De ahí que la fiesta de los muertos sea también una festividad de la cosecha dedicado a compartir con nuestros difuntos el beneficio de los primeros frutos.

Las ofrendas del Día de Muertos en una retribución simbólica. En donde se prepara la comida y las bebidas favoritas del difunto. Pues en nuestras creencias ellos nos visitan ese dia y comen de la comida que nosotros les hemos preparado.

Desde el 28 de octubre hasta llegar a su máximo esplendor el día 2 de noviembre, se comienzan a poner los altares. El primer día se prende una veladora y se coloqua una flor blanca. Al siguiente día se añade otra veladora y se ofrenda un vaso de agua.

Para el día 30, se colocan las fotografías de los difuntos a los que se les dedica el altar. Se enciende una nueva veladora, se coloca otro vaso de agua, se coloca sal como símbolo de la purificación y se pone pan.  Al día siguiente se coloca fruta.

Para el primero de noviembre, se pone la comida dulce, el chocolate, la calabaza y las flores. El día mayor, que es el dia 2, se coloca la comida preferida de los difuntos. Así como también su bebida favorita como, el tequila, el mezcal y cerveza. El copal y el incienso.

Cada elemento puesto en el altar tiene su propio significado e importancia.

Día de Los Muertos para los Mexicanos.

 

El copal y el incienso representan la purificación del alma. El papel picado y sus colores representan la pureza y el duelo. Las velas, veladoras y cirios está presente el fuego. Que se ofrenda a las ánimas para alumbrar su camino de vuelta a su morada. El agua, representa la fuente de vida.

La flor de cempoalxóchitl, es la flor que decoran las ofrendas y los cementerios, al igual que el copal, se cree que su aroma atrae y guía a las almas de los muertos. Las calaveritas de azúcar, chocolate y amaranto, hacen alusión a la muerte y de cierta forma, se burlan de ella, la costumbre es escribirles en la frente el nombre del difunto.

JUNTO A LAS TUMBAS LA FAMILIA COME, CANTA, REZA, BEBE, RÍE Y LLORA, RECORDANDO A LOS QUE YA NO ESTÁN FÍSICAMENTE CON NOSOTROS.

Es el unico dia del año en donde las familias se reúne para dar la bienvenida a sus muertos, colocar los altares y las ofrendas. Visitar el cementerio y arreglar las tumbas y permanecer allí durante toda la noche. Sentarse a la mesa para compartir los alimentos ofrecidos en el altar. Y que al siguiente dia tras haber levantado la ofrenda, han perdido su aroma y sabor. Pues se cree que los difuntos se han comido de ellos y se han llevado su esencia.

Algunas regiones de México dan las gracias a sus difuntos por el ciclo agrícola del maíz. Pues para ellos sin la intervención de los antepasados sería inconcebible la cosecha de los frutos. Para ellos es una concepción cíclica de la vida y la muerte.

Gracias a algunas películas, canciones, fotografías y libros hacen pensar en el mexicano como un pueblo que adora la muerte, lo cual es una irreverente falsedad.

Día de Los Muertos

 

El mexicano le teme a la muerte. Si no entonces, ¿por qué pactamos con ella? Lo que pasa es que cada cultura tiene una forma diferente de acercarse a ella y la nuestra es por medio de hacerle fiesta ofreciendole nuestra alegría nuestro respeto solemne, religioso.

Para muchas culturas la muerte les horroriza, lo ven macabro, terrorífico y funesto porque van ligados a la muerte. Por esta razón la muerte se ha presentado por años como un mal. Tanto que se piensa en ella como una enfermedad que hay que curar.

Pero, para los Mexicanos, la muerte es el principio del cambio. Donde se debe morir para lograr cambiar y al mismo tiempo, acercarse a la muerte para que nos enseñe a vivir. Por lo tanto es símbolo de saber vivir con honestidad para así merecer morir en paz.

 


Descansen en paz todos nuestros seres queridos y esperemoslos con alegría, cariño y respeto en su dia. Feliz Dia De Los Muertos.

Escucha nuestro podcast Applelianos

 

Post Relacionados

Dejar Comentario