Home Ciencia Odias la música ? quizás tengas un trastorno cerebral.

Odias la música ? quizás tengas un trastorno cerebral.

por sonia jorge de la cruz

Odias la música ?

Para mi, la música es mi gran debilidad. Y uno de los grandes placeres de la vida. Lo llevo en la sangre y en el corazon. Y mas por ser hija de un gran músico que me heredó su pasión y su gusto por ella.

Cuando leí de que existían personas que odiaban la música, me sorprendí. Quizás hayan algunas con diferentes gustos musicales o diferentes estilos. Pero casi todos o la mayoría disfrutamos de un tipo u otro de la música.

Pero al parecer algunos individuos son incapaces de disfrutar de la música como lo hacemos el resto.

Es raro saber que ellos no sienten ese escalofrío maravilloso. Cuando la melodía fluye por sus oídos. Ni esa sensación especial de escuchar cierta canción que te arranca una lágrima o una sonrisa cuando ninguna otra cosa puede hacerlo.

En realidad creo que ellos quisieran sentir lo que los demás sentimos pero desafortunadamente no pueden. Ellos no tiene la culpa pues sufren de un trastorno real llamado, «anhedonia musical específica«. O, lo que es lo mismo, que sus cerebros no responden a los estímulos musicales.

Anhedonia musical específica, (anhedonia o incapacidad para sentir placer) o a problemas perceptivos asociados a la música, esta condición cerebral hace que odien o mejor dicho que no les agrade la música.

Odias la música ? quizás tengas un trastorno cerebral.

Para comprobar a qué se debe esta condición, un equipo de investigadores y psicólogos de España an publicado recientemente en Ciencia Cognitiva un estudio en el que analizan la actividad cerebral de un conjunto de 1000 estudiantes universitarios, de los cuáles algunos mostraban anhedonia musical específica.

Se les hizo escuchar música a la vez que se sometían a una resonancia magnética funcional de su cerebro, cuyos resultados fueron analizados.

En los resultados se mostraba una clara diferencia entre ambos grupos de personas, ya que los que no disfrutaron de la melodía tenían una actividad mucho menor en el núcleo accumbens, una región cerebral asociada a los circuitos de recompensa.

¿Entonces el problema está en el núcleo accumbens y los sistemas de recompensa?

Pues bien para poder responder a esta pregunta, todos los voluntarios se sometieron a una segunda prueba, este consiste en la participación en un juego; que, como es lógico, también debía causarles algún tipo de placer.

En este caso ambos grupos mostraron la misma actividad en el núcleo accumbens, por lo que debía haber algo más que estuviese estrechamente ligado a la música y no a la sensación de placer en general.

Se volvieron a someter a los estudiantes de nuevo al estudio de la resonancia magnética cerebral, prestando especial atención a las zonas ligadas a la corteza auditiva; que, como se sabe, es la zona por la que se reciben los estímulos musicales.

Efectivamente, ahí residía el problema en cuestión, pues en este caso encontraron en las personas con anhedonia musical una actividad muy baja en una estructura llamada estriado ventral, que conecta el propio núcleo accumbens con la corteza auditiva.

Odias la música ? quizás tengas un trastorno cerebral.

Aún así, se requiere un estudio más completo de estos individuos, con técnicas de neuroimagen, para identificar las redes cerebrales que subyacen a esta falta de sensibilidad a la recompensa musical.

Identificar estos procesos es clave para entender no sólo los mecanismos neuronales asociados a la recompensa musical, sino también para que sean evaluados y procesados en los distintos tipos de reforzadores y por qué existen estos trastornos y patologías como la adicción al juego, a la comida o al sexo.

Si te gusta este artículo comenta y compártelo en tus redes sociales. Con ellos nos ayudas a seguir publicando en esta Web.

No te pierdas nuestros Podcast diarios y en directo sobre el mundo de la tecnología.  “Applelianos” en Spreaker.

Además, no te olvides de visitar y suscribirte en nuestro canal de YouTube Applelianos.

ME LLAMO VERONICA Y SOY APPLELIANA.

Post Relacionados

Dejar Comentario