Mi Band 2, mi experiencia con la pulsera de Xiaomi

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Pues me he comprado la pulsera de actividad de Xiaomi, la Mi Band 2.

Como nuevo propósito, aunque no de año nuevo, ni para operación bikini, he decidido hacer más deporte. Aunque los que seguís el diario del nuevo deportista ya lo sabéis.

Había hecho un parón en mis actividades deportistas y ahora he retomado esta faceta de mi vida. Antes tenía un reloj GPS de pulsera. Se lo dejé a un amigo y no he vuelto a saber de él. La verdad es que era un tocho de reloj, grande y feo. Tardaba un mogollón en pillar el GPS y a veces hasta perdía la señal. Evidentemente no se conectaba con el móvil ni mucho menos. Tenías que pasar la actividad al ordenador y luego usar estos datos con alguna web o con alguna aplicación para ver los datos de tu recorrido.

Hoy en día hay muchos dispositivos estéticamente mucho más bonitos y a la vez más prácticos. Todos las pulseras de activad y, evidentemente, todos los relojes tienen su aplicación para smartphone. Incluso los relojes tienen la aplicación directamente en el propio dispositivo. Nada que ver con lo que había antes.

Compré la Mi Band 2 como prueba

Con estos propósitos de buena voluntad nunca se sabe. Todo son buenas intenciones y luego resulta que los gimnasios están llenos de gente que paga la cuota y no va. Bueno, precisamente este tipo de gente no los llena, claro está…

Con este pensamiento en la cabeza no quise gastarme demasiado dinero en algo que luego tal vez no use.

La pulsera que me gustaba se la vi a una compañera de trabajo. Hablamos de casi doscientos euros. Viendo escaparates por internet me encontré con esta. Con capacidades casi similares y ¡casi un mes de duración de batería!. Tenía muy buena pinta y la adquirí.

Después de un mes de uso y de haberla cargado sólo una vez (tres semanas me duró) aparte de la carga del día de la compra (me vino seca de batería) estoy contento con ella.

La Mi Band 2 no decepciona. Cumple las expectativas que genera. No es que sea un lujazo de dispositivo ni una maravilla tecnológica pero por el precio que tiene tampoco se puede pedir más.

Mide el pulso, la distancia, calcula las caloría, da la hora (por supuesto) te avisa con las notificaciones del teléfono y hasta tiene un uso de despertador que sí que funciona. Este capullo de despectador repite la alarma hasta que te levantas. Sí, y comprobado, la pulsera sabe si te has levantado o no. También hay que resaltar que es muy cómoda de llevar y que no pesa casi nada.

Otra función muy interesante que tiene es el control de sueño. Mientras duermes lo analiza. Luego puedes ver las veces que te has despertado durante la noche y de que hora a que hora has tenido el sueño profundo. En mi caso, que trabajo a turnos, es curioso ver len a gráfica de los días anteriores como mis hábitos cambian radicalmente de una semana para otra.

Existen una variada gama de correas para esta pulsera

Este dispositivo dispone de correas intercambiables que se pueden adquirir a través de internet. Hasta las hay metálicas.

En resumen, este dispositivo no decepciona y es bastante asequible. Tanto para regalar como para probar es una buena compra. No es ideal para deportistas que quieran mediciones más estables ni una joya que nos adorne. Es sencillamente práctica.

Si te gustó este artículo comenta y compártelo en tus redes sociales.

No te pierdas nuestros Podcast diarios y en directo sobre el mundo de la tecnología.  “Applelianos” en SoundCloud

Además, no te olvides de visitar y suscribirte en nuestro canal de YouTube Applelianos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.