Cuñado hater, sal del armario digital. Guía práctica para esta Navidad.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Llega la Navidad, en cuestión de justo un mes estaremos reunidos alrededor de una mesa al límite del colapso por el peso de la ingente cantidad de alimentos a devorar sin conocimiento.

En la periferia del festín, nuestros familiares y conocidos más cercanos y apreciados a los que no vemos todo lo que quisiéramos. Pero agazapado entre la multitud, siempre hay un cuñado, un primo o un pariente cualquiera que sea el grado que se propone a aguarte la fiesta. Esa persona que apenas ves, pero que se acerca a tí con una sonrisa y te pregunta algo parecido a… “qué, ¿sigues con tu ______________?” podéis rellenar el hueco con vuestro caro geek favorito.

Levanta lanzas y cotas y saca tu estandarte porque la batalla empieza, y este año con la polémica acerca del precio del iPhone X se agudiza aun más. Tienes que estar preparado para todo, como si de un juego místico de cartas que emplean conjuros se tratara, un argumento tras otro luchan por tener su parte de razón.

Habitualmente este individuo no tiene profundos conocimientos del tema, ni siquiera habrá probado ese trozo de metal interactivo pero hará las veces de conocedor erudito en la materia.

Mi móvil hace lo mismo por la cuarta parte de dinero es el comodín del público para este ser amenazante.

Báñale en tecnicismos reales

Háblale de TPUs, de tensores, de Metal2, de GPU, de Inteligencia Artificial, de biometría facial con FaceID, de A11 Bionic, de pantalla… si lo entierras en términos de los que obviamente no entiende únicamente podrá balbucear frases desestructuradas sin sentido de las que intentará salir con reducciones al absurdo.

El golpe de gracia

Date prisa, ese momento de desconcierto mientras su cerebro intenta recuperarse del revés terminológico que le has metido, es hora de terminar la conversación y acabar con el tema para siempre.

“Está claro que tú y yo no usamos el terminal de la misma forma”,

“Tenemos formas muy distintas de entender la tecnología”,

“Solamente quien tiene conocimientos técnicos puede apreciar lo avanzado de este terminal”,

“lo siento, te explicaría profundamente todo lo que te he contado pero te perderías constantemente, nos darían las uvas”

FATALITY, es hora de retirarte del campo de batalla con tu victoria bajo el brazo. Ve a la mesa a por un trozo de turrón, sírvete otra copa o acerca a tu plato un canapé de salmón, es tu trofeo junto con la cara de estupefacción del contrincante anual de tecnología, y todo por no salir del armario digital en el que lleva años metido.

Los comentarios están cerrados.