Home Tecnologia De la unificación a romperse en mil pedazos. Así es el futuro del smartphone

De la unificación a romperse en mil pedazos. Así es el futuro del smartphone

por David Martin Saiz

Sin duda lo que está claro, y espero que sea así para todos nosotros, es que el smartphone como hoy lo conocemos desaparecerá en un futuro no demasiado lejano. Está condenado a ello desde el día de su nacimiento y casi sin darnos cuenta nos acercamos a ello paso a paso de forma silenciosa.

El concepto del smartphone tiene su origen en la intención de unificar las funciones de multitud de dispositivos que utilizábamos en el día a día en un solo aparato. Para ello, no era suficiente con los firmwares propietarios que daban vida a los tradicionales teléfonos móviles, ya que necesitaban de cierta versatilidad, y algo que sacara provecho por parte del usuario.

Arrimaron el piano a la banqueta

Lo más lógico era empezar por dotar de un sistema operativo a un terminal móvil de la época, y que en aquél entonces contábamos ya con dispositivos con 1Ghz de procesador y 512MB de RAM. En lugar de eso, aprovecharon el mercado de las PDAs, artefactos demoníacos que algunos «frikis» usaban y que corrían el mítico Windows Mobile y le integraron hardware suficiente para proveerlo de funciones telefónicas, el nacimiento de las llamadas XDA, y de donde toma el nombre el legendario foro XDA-DEVELOPERS.

La nueva era es dividir

Ya sea porque los dispositivos han adquirido un tamaño considerable o que la naturaleza humana tiende a un estilo de vida cada vez más sofisticado, lo que existe y lo que se prevé, auguran una división de funciones que hace peligrar seriamente la perpetuidad del smartphone.

Qué ordinario es sujetar por uno mismo un trozo de metal para interactuar con él, pensaremos en el futuro.

La llegada de los asistentes domésticos en forma de altavoz que unificará todos los elementos en uno es una prueba fehaciente de que ese futuro que imaginábamos en el que toda la domótica del hogar se manejaba con el smartphone, es un pensamiento muy «años 2000».

Estos dispositivos controlarían todos los artilugios conectados y dominaría el campo IoT (Internet de las cosas), quedando los terminales móviles en un segundo plano o como mero micrófono del mismo cuando nos encontramos muy lejos o fuera de casa.

Pero no nos quedamos ahí, los smartwatch con LTE sin ir más lejos, delegan parcial o totalmente el uso de las aplicaciones, siendo posible hoy no utilizar un smartphone en todo el día.

La realidad aumentada, la interfaz del futuro

Y habrá quien no esté de acuerdo, respetablemente por supuesto, pero sin duda esto es así. La realidad aumentada está siendo el puente en construcción más importante para instrumentalizar el cambio hacia «otros dispositivos» con una interacción más compleja y que no requerirá del uso de las manos, o al menos no entendido como hoy las utilizamos.

Inteligencia Artificial e integración por todas partes

Sin duda alguna son dos piezas clave en toda esta subrevolución. La idea está en que ya sea en nuestras gafas, en el coche, en casa… en todos los lugares imaginables, tengamos un dispositivo inteligente integrado que cuente con nuestra configuración y apps, saltando de uno a otro varias veces al día. Esta es la fragmentación del smartphone que sugiere el título.

La inteligencia artificial es sin duda la segunda gran herramienta que se fusiona con la primera, la realidad aumentada. Una vez estén afinadas y dotadas de la capacidad suficiente, serán capaces de romper barreras como el idioma, acercando traducción a nivel humano, mejorar nuestros propios hábitos, optimizar la conducción e incluso operar por sí misma en busca de respuestas a preguntas que quizá ni nos hemos planteado.

La nueva era está empezando y somos parte de su gestación, algo sin duda emocionante para quien esté inmerso en esta inminente fusión entre lo virtual y lo real para quedarnos con lo mejor de cada realidad.

Post Relacionados