Home Apple El iPhone, cuando lo más importante pierde importancia para bien